CHARLANDO CON QUÍO

Quío Binetti no para. Además de bailar y dar clases, gestiona el Ciclo Tardes de Butoh en el Jardín, produce el BAIDE – sucursal del encuentro de Barcelona, en Buenos Aires- y entre otras cosas, está por lanzar una nueva revista que indaga sobre el proceso de creación en la danza.  Nos sentamos a tomar un café con ella y nos contó qué la mueve. 

¿Quién es Quío Binetti?

Quío Binnetti es bailarina, investigadora, improvisadora y trabajadora ante todo, con mucha búsqueda.

 

¿ Qué estás haciendo ahora?

Estoy en muchos proyectos, por un lado estoy  gestionando en el Ciclo de Butoh  en el Jardín que hago todos los años – este año, en su 9na edición, va a ser en el Museo Larreta- . Algo interesante para mí es que este año abrimos una convocatoria a bailarines para una residencia de creación, así que estoy bastante avocada a este desarrollo. La idea surgió para darle lugar a generaciones más jóvenes y que  se renueve la escena del butoh.  La residencia consta de un mes de trabajo con dos ensayos semanales y se muestra a fines de Octubre.

A diferencia de otros años,  esta vez no convocamos obra, mostramos las 4 residencias y 4 solos.

Es un ciclo autogestivo, todos los recursos (espacio y recursos humanos) son los que conseguimos desde el Ciclo y, aunque este año contamos con el apoyo de Prodanza y el año pasado el del FMA, el subsidio ayuda pero no alcanza.

 

Sos una persona que hace mucho…

Y yo de eso no me doy cuenta….pero te cuento, yo estoy  haciendo una diplomatura en gestión y desde ese lugar estamos armando una revista virtual sobre procesos creativos en danza. Está bueno porque me vincula con otra parte del proceso creador, no tiene que ver con la obra, el producto sino con cómo haces para hacer una obra , que es una gran pregunta. La idea de la revista es ocupar un espacio que para mí está vacío en este momento, que hable más sobre la investigación, y sobre las problemáticas contemporáneas que se ven desde el proceso creativo, por ejemplo:  cómo haces para pagarte una sala durante 6 meses o 3 años –o lo que dure tu proceso de creación-  con qué te vinculas en ese proceso. La idea es seleccionar 4 casos, relevarlos, ver las diferencias, las posibilidades y dificultades que cada uno tiene cuando se enfrenta a un proyecto creativo.  Renovamos los casos cada 3 meses.

Yo veo que en otras artes , por ejemplo en la plástica,  se observan más los procesos, a la danza la veo más ¨ resultista¨,  la obra está buena o no. Qué dificultades encontró, con quién vinculó, qué referencias tiene, de dónde viene, qué se está pensando actualmente en danza quedan fuera del campo de observación. Esta idea surgió como una necesidad, hace 9 años con el Ciclo de butoh me pasó lo mismo, había ciclos de danza pero no de butoh y me dije, ¨es hora de que hagamos un ciclo¨.

También estoy entusiasmada porque este año terminé de cursar el posgrado en  nuevas tendencias en danza contemporánea de la UNA y empecé a investigar para mi tesis que creo que va a ser un solo. Volví a bailar sola – hace mucho tiempo que no lo hacía- y estoy poniendo el cuerpo desde otro lugar, nuevo para mí.

También estoy dando clases en Pata de Ganso – ahí coordino un curso de creación de 4 meses, donde el ¨alumno¨ cuando termina se lleva un material propio, también doy clases de entrenamiento físico – con elementos de butoh, y en septiembre arranco en el CC San Martín. También viajo a dar unas clases a Córdoba.

Por otro lado estoy con Vanina Goldstein dirigiendo el GEAM (grupo de experimentación de movimiento de la UNA) .

 

¿Y en el exterior?

Participo del BIDE, y estamos en la preproducción del BAIDE (+ sobre el BAIDE), que es un encuentro intensivo de cruce práctico entre bailarines profesionales,  un tipo de espacio que acá no es tan fácil de encontrar .

También hace 3 años que viajo a Italia al espacio de una bailarina italiana y el año próximo, ella viene a Argentina, así que estoy haciendo la gestión para que tenga buenos lugares donde bailar.

 

¿Y cómo hace Quío para encarar su proceso de creación?

Eso depende, en este momento estoy trabajando con ¨el pensamiento nunca se detiene¨. Cuando bailas te dicen, ¨tenes que dejar el pensamiento afuera¨, y yo soy lo anti eso, cuando bailo estoy pensando todo el tiempo, y no voy a parar porque te diría que casi es mi potencia. No es que piense inteligentemente, pero no paro.

Yo necesito una idea, sino no me muevo. No bailo porque sí, para mí es como un discurso constante. Ahora estoy investigando algo del estado, ese estado del cuerpo en que no puede parar de pensar y no puede parar de moverse, durante una hora y media. En este caso, no quiero ninguna referencia externa en la obra, no quiero que haga acordar a nada. En las obras de danza a mí me gusta que te pase algo- aunque no tenga explicación- , pero no es tan fácil que pase. Eso lo asocio mucho con lo que yo entiendo del butoh, es el cuerpo presente en todo momento,  en ese segundo, es una danza de improvisación , lo que le da al cuerpo una gran libertad -lo cual no es hacer cualquier cosa,  hay que entrenar mucho ese lugar.

Justo ayer estaba viendo un video del director de cine, Eric Rohmer, donde cuenta que él hace ensayar muchísimo a sus actores antes de rodar, y cuando están en escena , se sienten muy cómodos para improvisar. Es tener re claro lo que vas a hacer pero a su vez no saber. Es muy sutil.

 

¿ Por qué elegis el butoh?

El butoh es la danza contemporánea japonesa, que tiene, a diferencia de la danza contemporánea occidental, toda una filosofía asociada. Posee un entendimiento del cuerpo, permisos estéticos, que la danza contemporánea occidental no tiene. Aquí vas a ver obras de danza contemporánea y se muestra lo lindo, lo plástico, lo virtuoso, pasa por ahí, el butoh  es más provocador, trabaja con un cuerpo más igualado,  ¨democratizado¨ , más desarticulado, virtuoso en otro sentido, es tan expresiva una mano como la parte de atrás de tu oreja. No tenes que ser linda y joven para bailar butoh. Para mi algo super importante del butoh es que te da la posibilidad de poner TU mundo poético en la danza y la diferencia frente al otro, - que para mí es potencia-  del mundo de cada uno , en la danza. No aúna, es bueno que uno sea diferente al otro,  y permite ponerlo en el cuerpo.

No se baila desde una forma preconcebida, sino desde una imagen, una sensación, que adquiere una forma, y esa forma depende del cuerpo que tengas. La danza contemporánea en general, parte de una forma que vos, si podes,  tenes que llenar de un contenido propio.

 

En el butoh primero encontras eso que te mueve, el sentido, para después poner un cuerpo, con las dificultades y potencias que tiene ahora.